Tiempo⇾America/New_York
Domingo, 21 Julio 2024

¿Cómo debería negociar Pedro Sánchez para tener éxito en su investidura?

(0 Votes)
Pedro Sánchez en el foro 70 años y democracia

 Tras el rechazo del Congreso al candidato del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, ahora el turno para intentar formar Gobierno es para el presidente en funciones Pedro Sánchez, que no lo tendrá nada sencillo. El reto ahora es estudiar bien cómo debería negociar con Junts y ERC para tener éxito en su investidura.

LA AMNISTÍA Y EL REFERÉNDUM

En primer lugar, los partidos independentistas catalanes pidieron como algo imprescindible para negociar con Pedro Sánchez una ley de amnistía para perdonar los presuntos delitos que se produjeron en 2017, y que provocaron que hubiera presos y exiliados políticos, como el propio Carles Puigdemont. Algo que la derecha fascista española no está dispuesta a tolerar pues basa sus ideas en el rencor y en imponer un pensamiento único para toda la gente de nuestro país a la fuerza ya que en realidad no creen en la democracia.

Sin embargo, España es un Estado plurinacional y hay distintas sensibilidades, ideas, aspiraciones, lenguas y costumbres en las 17 regiones que componen nuestro país. No querer entender ni reconocer esto, como hace la extrema derecha, es de necios y de no ver la realidad del siglo XXI.

De ahí que el PP no tenga nada que hacer para gobernar mientras siga con su visión trumpista y ultraderechista y tenga como aspiraciones, con sus socios de Vox, ilegalizar partidos nacionalistas en Euskadi y Catalunya y encarcelar a adversarios políticos con la ayuda de sus jueces afines, por algo tienen secuestrado el CGPJ y se sienten impunes. Lógicamente, esto nunca lo va a apoyar ningún partido de Catalunya, ya sea de derechas o de izquierdas, pues apoyar al PP de Feijóo sería ir en contra de la voluntad de la gente del país catalán que votó mayoritariamente un gobierno socialista y le dio una amplia mayoría de apoyo a Pedro Sánchez el 23J.

Es muy lícito que pidan un referéndum Junts y ERC para votar a favor de Pedro Sánchez en su investidura, ya que votar en unas urnas es algo muy democrático, que nadie debería criminalizar como hacen los fascistas, pero para negociar con gente del PSOE y Sumar que tiene al menos más cosas en común con ellos que el Partido Popular y sus fachas con toga, sería bueno que ambos aceptaran un término medio. En la vida es imposible conseguirlo todo, y a veces hay que ceder un poco para conseguir más adelante lo que uno se propone. Y dicen que la avaricia rompe el saco. El exceso de ambición no trae nada bueno, ni en la vida ni en la política.

TRUMPISMO IBÉRICO PP-VOX O SOCIALISMO

Ni que decir tiene que si hay unos partidos políticos que se han radicalizado mucho y representan el trumpismo ibérico, como son PP y Vox, nada bueno saldría de un Gobierno así para la sociedad catalana ni para la vasca, puesto que sería más represivo, autoritario y abusivo que uno progresista cuyo principal objetivo es la justicia social por encima del concepto absurdo de la patria y de una España única y en blanco y negro a la que aspiran Abascal y el amigo de Marcial Dorado.

Por ello es muy peligroso no llegar a un acuerdo en la inminente investidura de Pedro Sánchez, que les puede gustar más o menos, se pueden fiar mucho, poco o nada de él, pero saben perfectamente que con él gobernando estos últimos 4 o 5 años ha habido más paz y diálogo entre el Gobierno de España y el de Catalunya, con lo cual la mayoría de catalanes y catalanas se sienten más identificadas y seguras con un presidente socialista que con uno fascista. Esto es algo que se puede demostrar con datos y hechos visibles.

De todos modos, Pedro Sánchez debe escuchar con respeto y atención la petición de Junts y ERC sobre el referéndum para decidir el futuro del país catalán. Lo más inteligente sería no cerrarles las puertas de cara al futuro porque Europa y el mundo evoluciona y ya no es igual que el siglo pasado, pero ofrecerles con total seguridad la ley de amnistía que reclaman, ya que es algo que sí se puede conceder y que en el pasado también ha hecho el propio Partido Popular sin que los medios se les echaran encima, como hacen ahora los panfletos ultraderechistas con el líder socialista.

Lo que no es para nada recomendable es poner líneas rojas por ninguna de las dos partes y exigir que si no ofreces tal cosa, no hay negociación, o viceversa, si exiges tal cosa, no hay nada que hacer. Hay que dialogar, llegar a puntos comunes como el uso de las lenguas cooficiales del Estado en el Congreso, que jamás se hubiera conseguido con un Gobierno de PP y Vox, es más, en caso de repetición electoral lo prohibirían de nuevo, si ganaran ellos las elecciones.

Todas estas cosas son detalles muy significativos que decantan la balanza a favor de que al final se cierre un acuerdo que sea el mal menor para España y Catalunya, es decir, un nuevo Gobierno de coalición progresista y antifascista. Es normal que al iniciar unas negociaciones siempre la primera oferta se sitúe en lo máximo a lo que aspira cada cual, pero luego también hay que ser realistas y empáticos entre los propios negociadores del pacto.

Hay mucho en juego para los propios políticos y políticas nacionalistas catalanes y vascos, y no se trata de lo económico, sino de tener un Gobierno decente, liderado por Pedro Sánchez, que al menos se sabe que no va a encarcelar a gente por sus ideas, como anhelan PP y Vox con Puigdemont y otros políticos de Junts, ERC y EH Bildu.

Cuanto más alejados estén del poder los partidos de la derecha fascista española, más cerca estarán Junts y ERC de conseguir algún día que se reconozca su derecho a celebrar un referéndum para decidir si seguir formando parte de España o independizarse, como lo tienen los escoceses con respecto al Reino Unido, por ejemplo. Lo que es 100% seguro es que con PP y Vox en el Gobierno lo tendrían imposible y volverían las tensiones y el malestar en Catalunya. No hay que llegar a ese punto, pues sería extremadamante perjudicial para catalanes y españoles por igual.

Esperemos que Pedro Sánchez sepa cómo dialogar correctamente con Junts y ERC, antes y durante su sesión de investidura, para formar un nuevo Gobierno de coalición progresista que traiga más justicia social, paz y estabilidad tanto en Catalunya como en el resto de España.

Compartir
Tomás Casas's Avatar

Tomás Casas

CEO y fundador de infoComún e infocomun.com Periodista, editor de medios y redactor

Apúntate y recibe los mejores contenidos

Apúntate y recibe los mejores contenidos

Seleccionamos para ti los contenidos más relevantes y te los mandamos a tu correo.

* Servicio gratuito libre de SPAM

This website is hosted Green - checked by thegreenwebfoundation.org

Ilustración con puño agarrando un lapiz

Conviértete en autor/a

En infoComún tienes la oportunidad de informar y contar tus opiniones.

Sí, quiero expresarme