Tiempo⇾America/New_York
Domingo, 21 Julio 2024

Las lluvias dan un respiro al Parque Nacional de Doñana

(3 Votes)
Humedal en Doñana, con cielo nublado y un ave acuática alimentándose de peces a lo lejos.

Según los datos registrados por la estación meteorológica del Palacio de Doñana, en el mes de marzo, se han recogido 142,5 litros de agua por metro cuadrado en el Parque Nacional Doñana.


La Estación Biológica de Doñana considera muy positivas las lluvias caídas en el paraje natural onubense, en los últimos siete días de marzo, durante la Semana Santa, aunque reconoce que aún es pronto para valorar sus efectos hasta que llegue toda el agua a la marisma, tal y como ha declarado el director de la EBD-CSIC, Eloy Revilla, a Europa Press.

El Parque Nacional de Doñana estaba atravesando una de las peores situaciones de su historia, debido a la intensa sequía, la extracción de agua de pozos ilegales para la agricultura intensiva e incluso para uso privado de algunas fincas, lo cual había ocasionado la pérdida de una parte importante de la fauna que depende del humedal protegido.

La pérdida de biodiversidad que se observa en los últimos años, especialmente en 2023, es muy preocupante, ya que indica una baja salud medioambiental. Las aves acuáticas más comunes, como las garzas, espátulas o el ánsar común, son cada vez son más escasas, mientras que otras, como el fumarel común, el porrón pardo y el avetoro, ya han desaparecido. Asimismo, hay aves en peligro grave de extinción, como la cerceta pardilla. Entre las rapaces, cabe destacar la ausencia del aguilucho lagunero occidental.

Como bien dice el director de la Estación Biológica de Doñana, aún es pronto para saber a ciencia cierta cuánto bien han hecho las últimas precipitaciones caídas en el parque natural, para eso habrá que esperar algunos meses, si bien, donde ya se observa con claridad que está entrando bastante agua de forma directa es en la marisma, que ha mejorado de manera notable, gracias a los cerca de 100 litros por metro cuadrado recogidos en los últimos 7 días, que han sido una bendición para el campo andaluz en general. 

No obstante, de nada servirían las abundantes lluvias registradas en una sola semana, si no se ataja el verdadero problema que ha llevado a Doñana a esta situación alarmante previa a Semana Santa, que no es otro que el cierre de los pozos que extraen agua de forma ilegal y causan un destrozo ecológico terrible en los acuíferos de esta zona natural protegida. Algo que depende de la Junta de Andalucía y, concretamente, de su presidente, Juanma Moreno Bonilla, quien en principio anunció que quería legalizar dichos pozos, pero luego se echó para atrás al sentir la presión de la Unión Europea y de la Unesco, ya que se advertía que Doñana podría salir de la Lista de Patrimonio Mundial de la Humanidad, si no se tomaban medidas eficaces para su protección de manera inmediata.

En cualquier caso, vuelve el agua y con ella la vida al Parque Nacional de Doñana, a la espera de que se resuelvan los problemas ocasionados por el ser humano que casi llevan a la destrucción total de este entorno natural de suma importancia a nivel mundial, especialmente para los aficionados y estudiosos de las aves, ya que siempre ha sido lugar de nidificación y paso de multitud de especies avícolas a lo largo de la historia, desde hace ya miles de años, como mínimo.

La naturaleza ya ha cumplido, trayendo la preciada agua a este importante ecosistema natural. ¿Harán lo mismo los encargados de velar por la protección del Parque Nacional de Doñana?

Compartir
Tomás Casas's Avatar

Tomás Casas

CEO y fundador de infoComún e infocomun.com Periodista, editor de medios y redactor

Apúntate y recibe los mejores contenidos

Apúntate y recibe los mejores contenidos

Seleccionamos para ti los contenidos más relevantes y te los mandamos a tu correo.

* Servicio gratuito libre de SPAM

This website is hosted Green - checked by thegreenwebfoundation.org

Ilustración con puño agarrando un lapiz

Conviértete en autor/a

En infoComún tienes la oportunidad de informar y contar tus opiniones.

Sí, quiero expresarme