Tiempo⇾America/New_York
Domingo, 21 Julio 2024

El CAECV demuestra que consumir ecológico no es tan caro

(0 Votes)
Uvas moradas cultivadas ecológicamente

El Comité de Agricultura Ecológica de la Comunitat Valenciana (CAECV) está haciendo una campaña para promocionar los productos ecológicos de la tierra con una serie de 3 vídeos donde explica por qué debemos apostar por lo sano y natural en lugar de por lo industrial, que contamina mucho más y es peor para la salud de las personas.

En el primer vídeo promocional, que se presentó a mediados de septiembre, da las primeras razones de peso para apoyar el cultivo ecológico, que se basan principalmente en la sostenibilidad, el cuidado del medio ambiente y lo que ganan en salud las personas que consumen productos naturales en lugar de convencionales o industriales.

Se preguntan si no será que los alimentos convencionales son demasiado baratos y, en muchas ocasiones, por abusos comerciales, no llegan a cubrir ni los costes de producción. Además, matizan que la agricultura ecológica requiere más mano de obra porque precisa más dedicación y vigilancia al utilizar tratamientos naturales y disponer de menos recursos.

Por otro lado, el menor tamaño de las explotaciones ecológicas y su método de producción dificultan su competitividad. Una gran ventaja es que la agricultura ecológica reduce considerablemente el impacto ambiental y climático, no sólo en la Comunitat Valenciana, sino en todo el mundo, pues cabe recordar que la tierra agrícola cultivada abarca 48.637 millones de kilómetros cuadrados a nivel global, según los últimos datos de los que disponemos.

Y es que el cultivo ecológico soporta mucho mejor los periodos de sequía, consume menos energía y reduce un 40% las emisiones de dióxido de carbono con respecto a la agricultura intensiva, mucho más destructiva e insostenible en la época actual en la que vivimos.

Por otro lado, el vertido de aguas residuales en nuestros ríos supone una grave amenaza tanto para la fauna y flora del ecosistema natural como para las propias personas. En cambio, los sistemas de producción ecológica contribuyen a reducir la contaminación de acuíferos.

De todo esto se deduce que, al final, lo que se ahorra alguien comprando más barato los alimentos industriales que proceden de la agricultura intensiva, acaba saliendo más caro, pues se destruye el medio ambiente, se acelera el cambio climático, con las terribles consecuencias que ya todos bien saben, las cuales perjudican a agricultores y ganaderos que deben ser subvencionados por el Estado o por la Unión Europea, y se pierde en salud, ya que al utilizar plaguicidas y productos químicos, nunca serán igual de sanos que los cultivos ecológicos.

Y en el nuevo microvídeo que el CAECV ha estrenado para concienciar a la gente de las ventajas de comer sano y natural, con su lema "Comer ecológico no es más caro, consume ecológico", aporta otros datos muy interesantes que respaldan el consumo de estos alimentos con etiqueta ecológica.

Segundo vídeo de la campaña del CAECV para promover el consumo ecológico

En este caso hace referencia a los valores sociales, puesto que la forma de entender la vida de quienes forman parte del sector ecológico consiste en cuidar el entorno natural y hacer comprender al consumidor que no siempre cuanto más grande sea algo, significa que sea mejor.

También es clave la producción ecológica para la soberanía alimentaria y para el desarrollo de la población en zonas rurales, ya que ofrece oportunidades de mercado y laborales a los agricultores y a las familias que viven en los pueblos. Y no sólo eso, sino que también incentiva que los más jóvenes se incorporen a la actividad agraria.

Otra ventaja del consumo de productos ecológicos es que aumenta la seguridad alimentaria y estimula el consumo de proximidad, lo cual también es muy beneficioso para el medio ambiente al reducirse la emisión de dióxido de carbono al no ser necesario transportar las frutas y verduras desde puntos muy lejanos del país o del mundo.

El consumo que realiza cualquier persona influye mucho para conseguir una sociedad más equitativa y responsable, como bien apuntan en la campaña del CAECV, siempre que este sea responsable y mirando más por la salud, el medio ambiente y el clima que por el interés económico.

Si bien es cierto que estos anuncios del Comité de Agricultura Ecológica de la Comunitat Valenciana (CAECV) llegan en un contexto de subida desorbitada en los precios de la cesta de la compra y a muchas familias humildes no les queda más remedio que comprar lo más barato que haya en el supermercado o en la tienda del barrio, deben tener en cuenta que consumiendo ecológico y natural al final se gana en salud y calidad de vida, y que en los supermercados tampoco regalan los productos convencionales ni mucho menos, que cada vez son más caros y de peor calidad. La salud es lo primero, como se suele decir.

"A ver si va a ser que los productos ecológicos no son tan caros como parece", concluyen de manera acertada en su segundo vídeo de la campaña Ecologízale para demostrar que el consumo ecológico no es tan caro ni tan inaccesible como aseguran algunos.

Compartir
Tomás Casas's Avatar

Tomás Casas

CEO y fundador de infoComún e infocomun.com Periodista, editor de medios y redactor

Apúntate y recibe los mejores contenidos

Apúntate y recibe los mejores contenidos

Seleccionamos para ti los contenidos más relevantes y te los mandamos a tu correo.

* Servicio gratuito libre de SPAM

This website is hosted Green - checked by thegreenwebfoundation.org

Ilustración con puño agarrando un lapiz

Conviértete en autor/a

En infoComún tienes la oportunidad de informar y contar tus opiniones.

Sí, quiero expresarme